lunes, 19 de febrero de 2007

Prohibido circular


Continuando con mi articulo de “Limites a la contaminación”, acabo de leer un articulo en donde el alcalde de Londres, Ken Livingstone anuncio que desde el año 2009, se impondrán impuestos a los carros SUV y a los de lujos, tales como Roll-Royce Phantom, Jaguar X-Type y BMW 335i.

Los carros serán clasificados en bandas de la A hasta la G, en donde cada carro entra en una categoría. En donde las bandas A y B no pagaran un impuesto, en esta clasificación entran carros como un sendán Toyota o Honda, y en donde carros clasificados G, pagaran un impuesto de hasta $47, cada vez que entren a la cuidad.

Según Livingstone, el motivo es reducir la circulación y por ende reducir congestionamiento de carros y la contaminación. Por lo que esta medida se considera un techo a la contaminación, en donde se quiere internalizar un externalidad.

Sin embargo hay muchas personas escépticas, en donde no están seguros si la medida tomada por el Alcalde, traerá resultados. Por ejemplo una persona con una SUV, que todos los días tiene que trabajar, debe pagar $47 por los 365 días de año, son aproximadamente $17,000 (Q131,000), por ende tienen incentivos estas personas a comprar carros mas pequeños, por lo que seguirá habiendo congestionamiento, y por otro lado, no se esta seguro que se reducirá la contaminación, se esta seguro que no seguirá aumentando pero no se sabe si realmente se quedara igual o disminuirá.

Por otro lado muchas personas hacen llamar esto como una transferencia de riqueza, ya que ¿Quién se beneficiara de estas medidas? Y ¿A quien se le dará el dinero recolectado?, ¿En que se invertirá este dinero? Esto quiere decir que se deben considerar los tipos de incentivos que políticas como estas realizan, antes de implementarlas. Solo esperemos que medidas como estas no lleguen tan rápido a Guatemala, en donde el aumento de carros por año ha sido enorme.